domingo, 17 de enero de 2016

CATALUÑA, 1882

OPINION


En general, cuando un territorio se quiere independizar es porque se encuentra empobrecido y sometido por otros territorios. El caso de Cataluña es diferente. Cataluña es un país rico que no quiere compartir, que se quiere ir a vivir a una urbanización de golf, separada del pueblo donde viven aquellos otros desgraciados a los que desprecia, que somos usted y yo. El independentismo ideológico en todo este proceso es apenas un pequeño grupo instrumental romántico o utópico. 

El líder independentista cubano José Martí, poeta, idealista y patriota, que clamaba en España contra la injusticia de los españoles de Cuba, escribe una carta desde Nueva York a La Opinión Nacional, de Caracas, el 15 de abril de 1882. Allí explica cómo los catalanes se han alzado contra el Gobierno de Madrid porque pretende firmar con Francia un acuerdo comercial que permitirá a los demás españoles comprar telas más finas -menos burdas- a precios muy inferiores a las catalanas y además, a cambio, podrán vender a los franceses «vino del bueno». 

No quieren los catalanes fabricar mejor las suyas y tampoco que en Madrid, Andalucía o Galicia se mejore el nivel de vida. En Cataluña hay huelgas y revueltas, gritos por la independencia y lo sorprendente, pásmese usted, es que detrás de todo se encuentra la patronal. Lo que Cataluña quiere ya lo ha venido demostrando desde hace más de un siglo. Quiere que el resto de los españoles le sirvan el desayuno en la cama.

Eduardo Riestra. La Voz de Galicia

viernes, 15 de enero de 2016

ESPAÑA Y FRANCIA ANTE EL NACIONALISMO

OPINION

Desde esta semana Cataluña cuenta con un nuevo presidente, el señor Carles Puigdemont, hasta ahora alcalde de Gerona. En sus primeras declaraciones el nuevo presidente ha hecho suya la hoja de ruta del expresidente Mas, para que en los próximos 18 meses la autonomía catalana pase a ser una nueva república en Europa, independiente del resto de España.

El discurso del señor Puigdemont en su parlamento provocó que el presidente en funciones Mariano Rajoy saliera a hacer unas declaraciones en televisión, precisando que no permitirá que el nuevo gobierno catalán se salte los límites de nuestra Constitución.

De la misma forma el primer ministro francés Manuel Valls en los últimos días de 2015, hizo también unas declaraciones sobre el desafío de los nacionalistas corsos a raíz de las últimas elecciones francesas.

El señor Vals en su discurso al respecto declaró que: “Córcega está en Francia y en la República y ningún discurso, en corso o en francés, podrá cuestionar ese vínculo”. También puntualizó que en Córcega “el francés será el idioma oficial como en el resto de Francia” y además mencionó que “un estatuto fiscal para la isla sería contrario a la República”.

La diferencia de respuesta del estado francés y español ante el mismo problema, se basa en que el primero tiene muy claras las líneas rojas que nunca deberá sobrepasar y el segundo desconoce en qué lado de la línea se encuentra.

Fernando Torres Carbajo