martes, 26 de julio de 2016

EL ALCALDE SOBREACTUA

 OPINION


Decimos que un actor sobreactúa cuando exagera el gesto y el espectador no se cree su papel. Los grandes actores se caracterizan por el ahorro en la gestualidad apoyándose siempre en "el menos es más".

En mayo del año pasado Abel Caballero arrasó en las elecciones municipales con 17 concejales, consiguiendo un resultado nunca visto en Vigo. Parte de ese gran apoyo se debió a la defensa que el alcalde hizo de la ciudad frente a otras administraciones, fundamentalmente el gobierno autonómico y el provincial, ambos entonces ligados al PP.

En el pleno del Consorcio de la Zona Franca viguesa celebrado hace pocas fechas se mascó una tensión infrecuente en este tipo de reuniones del ente local. La delegada del consorcio, Teresa Pedrosa, manifestó horas después ante la prensa que se había sentido "acosada" durante el pleno, acusando al alcalde Caballero de esta actitud.

Desconozco respecto a los datos técnicos del presupuesto quién llevaba razón, si el munícipe o la delegada. Supongo que esas diferencias financieras y de inversión se pueden limar cuando dos entes administrativos se reúnen con ánimo de negociar.

No vamos a negar ahora la voluntad política de Caballero en la defensa de los intereses de nuestra ciudad, concretamente el reciente éxito de poner en funcionamiento el Area Metropolitana de Vigo y comarca, algo impensable de conseguir con otro político.

Además de los pros de D. Abel que reconocen los espectadores vigueses correspondiendo últimamente con una gran ovación, debemos hacerle hoy una crítica negativa respecto a esta última actuación.

Y es que el señor Caballero debería dejar de exagerar el gesto defendiendo a la ciudad y evitar el constante enfrentamiento con administraciones que no son de su color político.

Si lo hiciera, su política tendría los mismos resultados, pero el espectador se creería más su papel.

Fernando Torres Carbajo